Indignante: Sucesor de un dictador golpista habla de democracia.

domingo 29 noviembre 92128 Compartes

Indignante: Sucesor de un dictador golpista habla de democracia.

Jorge Quiroga. (AP)

LA PAZ.- Jorge Quiroga, fiel discípulo de Hugo Bánzer, se convirtió ayer (madrugada del miércoles en España) en el sexto presidente boliviano desde la instauración de la democracia en 1982 y en el número 62 desde la independencia de la nación, hace 176 años.

Este ingeniero industrial formado en universidades de los Estados Unidos, conocido como "Tuto", destaca por su marcado perfil de tecnócrata y político liberal.
A sus 41 años, "Tuto" Quiroga se hizo con la Jefatura del país después de que su viejo maestro se retirase de tres agitadas décadas de vida política en las que gobernó Bolivia, la nación más pobre de Sudamérica, desde las contrapuestas posiciones de dictador y demócrata.
Quiroga, nacido en la céntrica ciudad de Cochabamba, permanecerá un año en el cargo hasta que finalice el mandato de Bánzer , en agosto de 2002, quien regresará hoy a Washington para seguir el tratamiento, en un hospital militar, contra el cáncer de pulmón e hígado que le ha obligado a dimitir.
Según diversos analistas, Bánzer había pensado en Quiroga como el candidato presidencial ideal para los comicios de 2007. Graduado en la Universidad de Texas A&M College Station como ingeniero industrial y la Universidad de Saint Edwards, de Austin (Texas), donde obtuvo un máster en Administración de Empresas, "Tuto" pasó siete años vinculado a la empresa IBM antes de volver a Bolivia.
Ministro de Finanzas a los 30 años durante la administración del socialdemócrata Jaime Paz Zamora (1989-1993) y vicepresidente a los 37, Quiroga es, en el plano ideológico, un liberal puro, y un declarado adversario del tipo de estado que prevaleció en Bolivia desde la revolución popular de 1952 hasta 1985, cuando se abrieron las puertas al modelo de libre mercado.
Casado con la estadounidense Virginia Gillum, padre de 4 hijos, y amante del alpinismo y los números, el nuevo presidente de Bolivia es un defensor de la modernidad y la globalización de la economía que tendrá que cambiar las perspectivas económicas de un país que se hunde en la recesión.
Durante su doble gestión como vicepresidente de Bolivia y presidente del Congreso, Quiroga impulsó diversos proyectos orientados a modernizar el Estado y a promover reformas judiciales, sociales y económicas.
Desde principios del año 2000 fue ostensiblemente alejado del presidente por un entorno presidencial conformado por una poderosa 'vieja guardia' de su partido, el conservador Acción Democrática Nacionalista (ADN), partido fundado por Banzer en 1979.
Además, Quiroga fue acusado de complot por un "entorno presidencial" que le impidió gobernar con soltura e independencia en los 35 días que tuvo que sustituir como interino al jefe de Estado titular.


Recomendado