Profesor de ingles acosa setsualemente a menores en Puerto plata

domingo 11 abril 64852 Compartes

Profesor de ingles acosa setsualemente a menores en Puerto plata

Leandro Bonilla, un profesor de 30 años que daba clases particulares de inglés en su casa, fue detenido por supuesto abuso sexual sobre niños de 12 y 13 años. La causa se inició a raíz de la denuncia de las familias de cuatro víctimas, aunque por diversas pruebas se estima que los chicos abusados por el docente pueden llegar a ser hasta 40.



El caso explotó durante el miércoles y causó conmoción en toda la ciudad. Uno de los puntos clave de la investigación fue el registro de documentos audiovisuales. De hecho, esa herramienta permitió dar cuenta a los responsables de la causa de que la magnitud de los supuestos abusos perpetrados por Bonilla fueron muchos más de los que en un principio se creía.



En el mes de octubre, con el comienzo de la investigación, personal policial secuestró diferentes elementos de la casa de Bonilla, en la que vive junto a su familia. Allí, uno de los objetos a analizar fue una computadora portátil. Los especialistas informáticos utilizaron un software específico de recuperación de documentos borrados y así se encontraron con lo peor: numerosas carpetas que ya habían sido "limpiadas" del disco rígido de la computadora contenían videos en los que se veía al propio profesor abusando sexualmente de los niños.



Las carpetas con los videos aparecieron en una de las computadoras secuestradas



"Las imágenes son terribles", fueron las palabras que utilizaron los investigadores que pudieron analizar el material.



La evidencia dejó un panorama aún más complicado para los investigadores, ya que en los abusos registrados en los videos no aparece ninguna de las cuatro niñas, cuyas familias radicaron las denuncias ante la Justicia. Por eso, habría quedado confirmado que Bonilla abusó de al menos seis niños más y, según un relevamiento de los analistas, el total de víctimas podría llegar a los 40.



Bonilla daba clases de apoyo a chicos de tercer y cuarto grado de las escuelas primarias en La Plata. Los cursos podían ser de manera particular en el propio hogar del docente o a domicilio. Según informaron fuentes del caso, "en los encuentros el profesor colocaba música y abrazaba a los niños hasta entrar en confianza y luego, a medida que pasaba el tiempo, llegaba a tocar sus genitales, entre otros abusos".



Además, se informó que Bonilla les hacía ver a los niños videos de Alicia en el País de las Maravillas, historia con la que estaba prácticamente obsesionado. De hecho, fuentes de la investigación indicaron que algunos de los videos que enseñaba a los menores eran representaciones de Alicia, la protagonista de la ficción, manteniendo relaciones sexuales con otros personajes del "cuento".



La Policía investiga si Bonilla actuaba en soledad o formaba parte de una red de pornografía infantil, en vista de la cantidad de material producido por él mismo que ocultaba, lo que lo inculparía de los delitos de producción y distribución.

Recomendado